veure tots els articles  
 
 
13/04/2007
Una de cada 12 personas utiliza plantas medicinales en España para controlar el sobrepeso
Font: EUROPA PRESS
Uno de cada doce españoles emplea plantas medicinales para controlar el sobrepeso, lo que supone un 26 por ciento de los consumidores habituales de plantas, según se desprende de una encuesta del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO).

El porcentaje de consumidores que se muestra favorable a ellas para perder peso se eleva al 78 por ciento, siendo los habitantes del País Vasco, Andalucía y Comunidad Valenciana los más proclives, con un 90%, 84% y 78%, respectivamente, y los gallegos los que se muestran menos convencidos por los efectos de las plantas medicinales.

Por grupos de población, los más partidarios de la fitoterapia en el control del peso son los habitantes de núcleos urbanos, los más jóvenes y quienes tienen estudios secundarios, según informó hoy la propia entidad en un comunicado.

Además, con la llegada del buen tiempo el número de españoles que quiere perder unos kilos de más se eleva, por lo que también se disparan las consultas al farmacéutico para que éste aconseje sobre los beneficios de una dieta hipocalórica sana, el ejercicio moderado, y, según el caso, los preparados de plantas medicinales "de eficacia demostrada", según aseguró el presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, el profesor Jesús Román.

En este sentido, el farmacéutico puede recomendar diferentes tipos de preparados de plantas medicinales según el tipo y causas del sobrepeso, como pueden ser las plantas saciantes, que producen "una sensación de llenado de nuestro estómago y en consecuencia reducen el apetito", como el plantago o el glucomanano.

Otro tipo de plantas como el té evitan que el exceso de hidratos de carbono se convierta en grasas en nuestro organismo o que impiden una total absorción de las mismas, mientras que el mate favorece la termogénesis o quemado de las grasas.

De hecho, los preparados de té verde contienen unas sustancias llamadas catequinas que han demostrado su capacidad para eliminar grasa corporal por medio de la estimulación de la termogénesis inducida por los alimentos, además de actuar dificultando la asimilación de las grasas.

Otras plantas medicinales que se dispensan habitualmente en la farmacia para el control del sobrepeso son el guaraná, de propiedades lipolíticas; el ortosifón, que aumenta la diuresis; y la alcachofa, que mejora la función hepatobiliar y digestiva, además de ejercer un efecto depurativo. La alcachofa con fines terapéuticos es la cuarta planta más conocida (73 por ciento) y utilizada (34 por ciento) por los encuestados, en especial por vascos, catalanes y valencianos.