veure tots els articles  
 
 
16/04/2007
El farmacéutico responde... ¿Qué son los medicamentos ansiolíticos?
FONT : C.O.F.B.
Los ansiolíticos son medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central reduciendo la angustia y la ansiedad del paciente. Se utilizan, por tanto, para tratar los síntomas de nerviosismo, insomnio, ansiedad,... La gran mayoría de medicamentos usados con este fin son las denominadas benzodiazepinas.



Entre las benzodiazepinas podemos distinguir las que tienen una duración corta de su actividad (entre 2 y 10 horas) o más larga (sus efectos se mantienen más de 12 horas). La velocidad con que se inicia su efecto también es importante para manejar según qué situaciones. Por ejemplo, delante de un problema de insomnio en el que se presenta retraso a la hora de conciliar el sueño se prescribirá una benzodiazepina que se caracterice por un inicio de su acción de forma bastante inmediata y que esta acción sea de duración corta, para no dejar somnolencia residual al día siguiente. En cambio, en insomnio que se manifiesta por un despertar temprano se prescribirá un fármaco del grupo con una absorción un poco más lenta, pero sin que tenga mayor duración de la actividad que debe ajustarse al periodo natural del sueño. Ante una situación de ansiedad se suelen prescribir las benzodiazepinas que mantienen su efecto de forma más duradera, pero ante una situación que precisa un efecto terapéutico rápido como puede ser un ataque de pánico también se necesitará las que tienen un inicio de acción inmediato.



La selección de un tipo determinado de medicamento ansiolítico, sea una benzodiazepina u otro fármaco relacionado, así como el ajuste individual de la dosis, se realiza por el tipo de acción que se necesita y en función de los riesgos o efectos adversos que son más probables que se presenten y que pueden ser más o menos perjudiciales para el paciente. En las benzodiazepinas de acción larga, por ejemplo, puede producirse somnolencia excesiva que puede dar lugar a accidentes en manejo de maquinaria o conducción o bien en personas de edad avanzada una mayor posibilidad de caídas.



Debe tenerse presente asimismo que son medicamentos que pueden causar dependencia física y psicológica y por tanto deberán usarse durante cortos periodos de tiempo. Si se deja un tratamiento de larga duración de forma brusca el paciente puede presentar síntomas de abstinencia.



Es importante el cumplimiento correcto del tratamiento prescrito para evitar la presentación de posibles efectos no deseados y para controlar las numerosas interacciones que pueden presentarse con otros fármacos que esté tomando el paciente.



CONSEJOS



- Son medicamentos que deben usarse en la menor dosis efectiva y durante periodos de tiempo limitados o incluso de forma intermitente.



- No deben tomarse junto a bebidas alcohólicas ya que se potencia la acción depresora del sistema nervioso.



Dra. Núria Casamitjana

Responsable del Centro de Información del Medicamento

Col·legi de Farmacèutics de Barcelona

www.farmaceuticonline.com